Tuslances.com - Caza y Pesca

Tu espacio de Caza y Pesca en internet


Volver Volver al índice

Cómo suavizar el gatillo de un arma

Cómo suavizar el gatillo de un arma

Enviado por Jamin el 07-11-2015

Una vez desmontada el arma, por desgracia una gran parte de propietarios y de "armeros" en este momento se van a por una lima y comienzan a limar a diestro y siniestro. NUNCA, NUNCA, NUNCA REGULÉIS UN DISPARADOR CON UNA LIMA.
8044 Visitas
Compartir en Whatsapp

Esta tarde me he puesto a suavizar un gatillo que tenía un ligero arrastre y que estaba algo duro. A la vez que lo hice he hecho unas fotografías y he pensado en poneroslas. Sé que muchos de vosotros sabréis perfectamente hacerlo, pero como tengo un rato y me apetece escribir os lo pongo para los que no sepan aún hacerlo. Si el tema lo consideráis que no tiene interés con borrarlo está todo solucionado, ni yo pierdo nada por escribirlo ni vosotros tenéis por qué aguantarlo si no merece la pena.

Bueno, ante todo dejar claro que más de la mitad de los tiros que se fallan es por no tener los gatillos adecuados para el disparo. Un gatillo duro o con mucho arrastre hace que al final del recorrido de dicho gatillo peguemos el clásico "gatillazo" que nos desvía el arma en la dirección del último esfuerzo del dedo. Por eso es muy conveniente tener los gatillos personalizados para nuestra forma de disparar. Gran cantidad de armas ya traen unos tornillos o unos muelles que, actuando sobre ellos, podemos regular el disparador. Pero también hay otro gran número de armas que no disponen de estos reguladores. Para esas armas es para las que puede venir bien este pseudotutorial.

He visto muchísimas veces armas estropeadas por una mala labor de suavizaje del gatillo. Por desgracia he visto este caso tanto en armas retocadas por propietarios sin las nociones necesarias como por algunos "armeros" que dejan bastante que desear en el manejo de las armas.

Lo primero de todo cuando vamos a trabajar con un arma o cualquier otra cosa mecánica que lleve piezas pequeñas y muelles es poner una mesa en el centro de la habitación que usemos, con el suelo bien limpio y alejada en lo posible del resto de cosas que tengamos en la habitación, pues en el caso de caernos una pieza pequeña puede ser una auténtica odisea volver a encontrarla en un lugar muy atiborrado de cosas; además de poner una o más cajas si es necesario donde ir poniendo los tornillos y piezas pequeñas. Si además es la primera vez que desarmáis ese modelo de arma ayuda mucho el "robarle" los colores de cera al hijo o al nieto, y de esa manera ir marcando con el mismo color el tornillo y el aguero donde va dicho tornillo o dos piezas que vayan juntas o lo que necesitéis. El marcaje en colores es muy socorrido y ayuda mucho en el rearme de lo desarmado.

Dicho esto comenzamos. Mesa, herramienta y arma. En este caso es un Ruger del 45 lc, pero el concepto y la forma de hacerlo es la misma para cualquier arma:

Vamos desarmando el arma cuidando de todos los detalles. En este caso quitamos las cachas, bloqueamos el muelle del disparador:

Y quitamos el muelle y la leva. Disculpad las fotos pero muchas veces disparo sin esperar a que autoenfoque:

Cuidado al desarmar si no conocéis, pues en cualquier sitio tenéis un muelle que se pierde en un segundo y ya jodísteis el montaje del arma:

Seguimos desarmando hasta sacar el disparador y el percutor. Es buena cosa montar fuera aprovechando los ejes y ver cómo hace su función el disparador. En este caso vemos cómo encaja el fiador en la muesca del disparador y podemos ver lo que entra en dicha muesca:

Bien, hasta aquí el desarme. Ahora comienza el ajuste. Por desgracia una gran parte de propietarios y de "armeros" en este momento se van a por una lima y comienzan a limar a diestro y siniestro. NUNCA, NUNCA, NUNCA REGULÉIS UN DISPARADOR CON UNA LIMA. El material del disparador y del percutor siempre viene cementado en los engarces del fiador, de manera que con el uso no sufra desgastes que hagan que el arma acabe o bien disparándose o no cargando. Si limáis cualquier parte de los engarces de ese fiador vais a estropear el cementado y después con el roce se va a desgastar el material y sólo lo podréis solucionar reponiendo pieza nueva. El mismo efecto que se consigue limando una parte se consigue aumentando la contraria, o sea, la solución es disminuir la entrada del fiador en el engarce obstaculizando la entrada con algo.

Yo uso normalmente el cobre de una vaina del 22 si es poco lo que necesito, o de otras vainas mas gruesas si necesito más pared. Se abre la vaina y se recorta el trozo necesario para ponerlo en donde queremos ponerlo:

En este caso la parte a aumentar es ésta que queda justo detrás de la ranura del fiador:

Cortamos el trocito a la medida y en este caso yo lo sujeto con estaño. También lo podéis sujetar con pegamentos para metal si no os fiais de acertar a hacerlo estañando. Para estañar calentamos la pieza sin llevarla en ningún momento a temperaturas que hagan destemplar el acero. Simplemente con calentar para que el estaño se derrita es suficiente. Yo lo hago con un mechero de soldadura:

Cuando esté caliente le arrimamos el trocito de cobre y seguimos calentando sobre el mismo hasta que lo colocamos en su sitio. En ese momento dejamos enfriar para que endurezca y después, si después, podemos coger la lima y limar sobre ese trocito que le hemos puesto para ajustarlo. Pero sólo sobre el postizo, nunca sobre el acero del arma. Éste sería el resultado al final:

Volvemos a montarlo sobre los ejes y podemos ver, aunque la foto no es buena, que el fiador ya queda con menos recorrido en la uña del martillo:

Volvemos a montar todo por orden. Si creéis que ya va a ser definitivo es bueno poner en las roscas un vedante de rosca del tipo de éste:

Yo no lo he puesto porque primero quiero probarlo en varias sesiones de tiro antes de darlo por definitvo. Pues ya sólo queda montarlo todo de nuevo. Así que pasamos de nuevo de ésto...

...a ésto:

Y ahora ya a probar si lo tenemos a nuestro gusto o no. En caso de no estar satisfechos ya sabemos si deberemos de poner más forro o limar un poquito ese. Pero recordad que sólo se lima la pieza que añadimos, nunca las piezas del arma.

Pues ya está.

Saludos

Jamin


8044 Visitas
Compartir en Whatsapp
  • #1 Juan Carlos

    Buenos días, a qué se puede deber que cuando tiras del gatillo y el martillo baja de forma normal el gatillo se queda atascado atrás y sólo vuelve a su posición normal cuando accionas el seguro del tambor. Un saludo.

    14/10/2022 12:14

Escribe un comentario



Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Tuslances.com. Este blog se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.

Este espacio tiene unos criterios de moderación independientes a Tuslances.com y a sus foros públicos, serán los editores de este espacio los responsables de las acciones de control de los comentarios de este canal y será a ellos a los que habrá que realizar las reclamaciones que sean oportunas.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x