Tuslances.com - Caza y Pesca

Tu espacio de Caza y Pesca en internet


Volver Volver al índice

Recechando en la noche.

Recechando en la noche.

Enviado por Cumba el 01-05-2012

Dos días después regresamos, a las 23 horas rompe el silencio un ruido de ramas, eran los jabalís, el primero en entrar era algo más chico ya que no se escuchó mucho ruido. Pero como a los 5 minutos se escuchó un ruido en una alambrada que delimita el campo. Ese si que era grande, una bestia, fue tan grande el ruido que parecía una vaca pasando por la alambrada. Quedamos sobrecogidos escuchando como venía quebrando ramas, lo teníamos a unos 30 metros pero la orografía del terreno nos jugó una mala pasada, a los pocos minutos se huyó alertado, una vez más el viento jugó en contra nuestro. No teniendo opción de cambiar el refugio por la vegetación perdimos la oportunidad de tirar.
2514 Visitas
Compartir en Whatsapp

Hace ya unos días atrás me llamo un amigo que vive a 70 kilómetros de mi casa para decirme que en su campo habían unos jabalís comiendo bellotas. 

Pues bien, organizamos un acecho el sábado ya que al otro día no había que ir a trabajar.

Nos preparamos un refugio debajo de dos pinos, desde hay se tenia un buen campo para tirar, lo malo es que era algo pequeño y de no más de 30 metros de distancia.

La primera noche, entraron tres veces pero en ninguna opción de tirar, el viento no lo teníamos del mejor lugar, y  en ningún momento los pudimos ver por la vegetación. Fue una noche de mucho frío, a las 12 de la noche tras no poder verlos nos retiramos frustrados.

El dueño del campo decidió limpiar un poco la vegetación para tener mejor visibilidad para la próxima espera.

Dos días después regresamos, a las 23 horas rompe el silencio un ruido de ramas, eran los jabalís, el primero en entrar era algo más chico ya que no se escuchó mucho ruido. Pero como a los 5 minutos se escuchó un ruido en una alambrada que delimita el campo. Ese si que era grande, una bestia, fue tan grande el ruido que parecía una vaca pasando por la alambrada. Quedamos sobrecogidos escuchando como venía quebrando ramas, lo teníamos a unos 30 metros pero la orografía del terreno nos jugó una mala pasada, a los pocos minutos se huyó alertado, una vez más el viento jugó en contra nuestro. No teniendo opción de cambiar el refugio por la vegetación perdimos la oportunidad de tirar.

El sábado siguiente, me llama mi amigo y me dice que les puso un poco de maíz y se lo comieron en la noche del viernes. Ese mismo sábado al medio día salimos para el campo, llegamos a las 12 y fuimos a armar el refugio y nos fuimos a comer un asado y chorizos je je que rico mmmmhhhhh.

A las 18 horas nos fuimos al refugio a esperar que cayera la noche, el viento seguía del mismo lugar S.W, de izquierda a derecha, no era el mejor viento pero hacía ya una semana que soplaba del mismo lugar.

Teníamos un poco de luna, pero el cielo algo cubierto de nubes. A las 22 horas nada de nada, pensamos que ese día no entrarían, uno de mis compañeros me dice: “después que se oculte la luna entran vas a ver”, a lo que le respondo: ¡¡¡OJALA !!!.

Me acomodo bien en la silla y me cubro por el frío, y resultado ¡¡¡ME DORMI!!! Ja ja ja ja.

A las 23:30 horas, mi amigo, que estaba a mi derecha, siente ruidos. Me toca y yo nada, se pone nervioso ya que yo no reaccioné a su llamada. Desesperado, me aprieta el brazo y ahí si me despertó, tomo el visor nocturno miro y veo tres jabalís, a unos 25 paso debajo de los robles nos miraban desconfiados, le pregunto, ¿voy con el foco? , a todo esto el dueño del campo también dormía , pensé: “si lo llamo se van los chanchos...”, sin dudar tomo el foco y los alumbro, en el momento de alumbrarlos, salen en estampida y en el momento que se dan la vuelta, “ PPUUMMM“, dispara con la 12 y no quedó nada a la vista, ¡¡¡desaparecieron los jabalís!!!, menos una chancha que recibió un disparo tras la oreja y salió por la frente.

Por fin después de tres días de esperas dio su fruto una chancha de 50 kg no muy pura.

De esas forma se desarrolló esta cacería, un acecho que para mi fue la primera vez, muy recomendable, muy emocionante,  ya que escuchar todos esos sonidos en la noche te pone el corazón a mil r.p.m. 

Saludos

Cumba


2514 Visitas
Compartir en Whatsapp
  • #1 CAZADOR FABARM

    La verdad es que las esperas son muy emocionantes, enganchan mucho, la pena es no tener donde hacerlas. Me alegro de que hayas tenido esta experiencia y te aficiones por que vale la pena. A mi sobre todo las noches de invierno, entre el frio, el silencio, la oscuridad, la luna....uffff es un subidon, y quedificil ponerles delante a estos animales con tan desarrollados sentidos. Un abrazo amigo y enhorabuena al Trio Los Chanchos.

    02/05/2012 15:31

  • #2 Montero

    Muy bueno el relato CUMBA!! Enhorabuena por ese jabalí o chancho, como le llamáis en Uruguay. Un abrazo!

    03/05/2012 22:07

Escribe un comentario



Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Tuslances.com. Este blog se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.

Este espacio tiene unos criterios de moderación independientes a Tuslances.com y a sus foros públicos, serán los editores de este espacio los responsables de las acciones de control de los comentarios de este canal y será a ellos a los que habrá que realizar las reclamaciones que sean oportunas.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x