Tuslances.com - Caza y Pesca


Volver Volver al índice

El sorgo empieza a cultivarse en Galicia por los daños del jabalí en fincas de maíz

El sorgo empieza a cultivarse en Galicia por los daños del jabalí en fincas de maíz

Enviado por Lavozdegalicia.es el 17-09-2018

Los frecuentes ataques del jabalí a fincas de maíz están teniendo entre sus consecuencias la aparición de un nuevo cultivo en terrenos de explotaciones ganaderas. 
292 Visitas
Compartir en Whatsapp

Los frecuentes ataques del jabalí a fincas de maíz están teniendo entre sus consecuencias la aparición de un nuevo cultivo en terrenos de explotaciones ganaderas. Las incursiones de la fauna salvaje destrozan un alimento indispensable en la alimentación del ganado vacuno de producción lechera, lo que ha llevado a los responsables de algunas granjas a buscar un cultivo cuyo crecimiento no obligue a estar pendiente de posibles daños causados por jabalíes.

El sorgo empieza a abrirse paso como cultivo alternativo en lugares en donde solían aparecer los jabalíes. El aspecto de este cereal es parecido al maíz, aunque no tiene mazorca; y en ganaderías donde ya está asentado su uso se explica que el olfato del jabalí no debe de sentirse atraído por la planta, en la que no causa los destrozos que sí son habituales en otras parcelas.

Un ejemplo de esta situación se da en la parroquia vilalbesa de Santaballa. Los responsables de la SAT Arealba tienen con cultivo de sorgo un total de 37 hectáreas, antes dedicadas a maíz, que decidieron dejar de plantar porque los destrozos del jabalí se habían vuelto frecuentes. El resto del terreno, unas 90 hectáreas, se destina a pasto.

Lupe Prado, una de las socias de la SAT, explica que el ciclo de ambos cultivos es bastante similar. El sorgo se siembra en torno a mediados de abril y se recoge a finales de septiembre; sin embargo, la cosecha de este año va algo retrasada si se compara con la del 2017, en el que ya se cultivaba este cereal.

Por ahora, comenta esta ganadera de Vilalba, el sorgo no abunda en Galicia tanto como en otras zonas -pone como ejemplos Cataluña y León-, aunque no resulta difícil de encontrar. Hasta parece ser una planta algo menos necesitada de cuidados, en tanto que la rendimiento por superficie cultivada se mueve en cifras similares: una hectárea dedicada a maíz puede dar una cosecha anual de 35 toneladas, mientras que una de sorgo puede proporcionar unas 30.

De todos modos, la concentración de semillas es diferente, teniendo en cuenta que el sorgo carece de mazorca: así, en una hectárea de terreno pueden colocarse unas 350.000 o 400.000 plantas, más o menos el cuádruple de las de maíz en una extensión equivalente. De acuerdo con datos aportados por Lupe Prado, el coste de una bolsa con 400.000 semillas de sorgo anda alrededor de los 150 euros, mientras que una bolsa con unas 90.000 semillas de maíz cuesta sobre 85 euros.

Menos valor energético

Al tratarse de un cultivo aún poco extendido, los ganaderos, explica Lupe Prado, tienen más dificultades para disponer de asesoramiento. Lo que sí está comprobado es que posee un valor energético un poco menor que el del maíz, algo que se compensa con el uso de concentrado en la alimentación de las reses. Sin embargo, ni siquiera el hecho de que hasta ahora se cultive sin sobresaltos parece apartar a los ganaderos de la preocupación por la fauna salvaje: Prado subraya que si no se ataja, el problema «vaise complicar moito».

Los daños que causa la entrada de jabalíes en una finca cultivada de maíz no se limitan solo al cereal que pueda comer. Las plantas quedan destrozadas y ya ni siquiera valen para ser recogidas: al estar muy aplastadas, la máquina recolectora no consigue capturarlas, por lo que se dejan en las parcelas. Por todo ello, ganaderas como Lupe Prado no se atreven a precisar si el cultivo del sorgo llegará a extenderse tras haberse comprobado que queda a salvo de los ataques que sí sufre el maíz. «O que hai que facer é controlar a poboación de fauna salvaxe», dice. Agrega que aunque sus parcelas no tengan el problema que antes padecían, las incursiones de jabalíes en fincas de Santaballa siguen estando presentes.

Batidas

En municipios como Guitiriz se están realizando batidas desde hace semanas. La frecuencia de los ataques a fincas explica esa situación. En cada batida debe participar un mínimo de diez cazadores y un máximo de 25. A cada jabalí abatido por las escopetas debe colocársele un precinto, y las batidas en una zona se terminan cuando el tecor agota los precintos que se le entregan. Los precintos se piden dentro del plan de caza: un tecor debe realizar uno cada año, y lo normal es que la Xunta lo apruebe.

La situación parece, al menos en este municipio, tan mala como en años pasados. En otros municipios de la comarca de Terra Chá -Abadín, por ejemplo- también se ha llevado a cabo ya alguna, y se contaba con repetir la salida al monte en este fin de semana.

Abandono

No solo el sorgo es una alternativa al maíz. Otra, bastante radical, consiste en dejar de cultivar maíz sin dedicar a otra planta el terreno antes destinado a ese cereal. En la parroquia vilalbesa de Lanzós, por ejemplo, varios responsables de explotaciones de ganado vacuno decidieron dejar sin cultivo las fincas de maíz por el hartazgo de las repetidas incursiones de jabalí a sus parcelas. La parrroquia no tiene una actividad ganadera tan intensa como otras, pero aún quedan unas cuantas explotaciones que suman varios centenares de cabezas. Si se toma como referencia la presencia de jabalíes, la medida parece haber dado resultado, ya que a estas alturas del año, con el maíz muy crecido, se ven menos animales que antes. En otros meses, en cambio, sí aparecen.

 

FUENTE: https://www.lavozdegalicia.es


292 Visitas
Compartir en Whatsapp

No hay comentarios

Escribe un comentario



Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Tuslances.com. Este blog se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.

Este espacio tiene unos criterios de moderación independientes a Tuslances.com y a sus foros públicos, serán los editores de este espacio los responsables de las acciones de control de los comentarios de este canal y será a ellos a los que habrá que realizar las reclamaciones que sean oportunas.