Tuslances.com - Caza y Pesca

Tu espacio de Caza y Pesca en internet


Volver Volver al índice

¿Qué pasa con las truchas?

¿Qué pasa con las truchas?

Enviado por Tuslances.com el 25-05-2015

Los cambios en el ph de las aguas, motivados por la contaminación y los incendios forestales, podrían estar detrás de la escasez de alevines.
820 Visitas
Compartir en Whatsapp

Posiblemente no haya una única causa que justifique su escasez, pero lo cierto es que cada día que pasa se ven menos truchas en los ríos del sur lucense. Las quejas de los pescadores apuntan a la contaminación, a la abundancia de nutrias, a la ausencia de talas en las riberas que impiden la adecuada insolación de las aguas... Incluso a la proliferación de cormoranes, que se han instalado en el paisaje fluvial en los lugares más remotos. Algo tiene que explicar una penuria de capturas alarmante que no entiende de excepciones. Se da en los tramos altos y en las desembocaduras. En ríos caudalosos y en pequeños regatos. En zonas castigadas por la contaminación y en otras cuyas aguas gozan en apariencia de mejor salud. ¿Qué pasa realmente con las truchas?.
 
Agentes de Medio Ambiente en un sondeo mediante pequeñas descargas eléctricas de la población de truchas en el Asma.
 
Agentes de Medio Ambiente en un sondeo mediante pequeñas descargas eléctricas de la población de truchas en el Asma (Foto: Roi Fernández).
 
«No sabemos qué está sucediendo. Tenemos un tramo vedado en la parte alta del Cabe, en A Ferrería, que tenía un montón de truchas. No está pescado y aun así cada día que pasa quedan menos», dice Roberto Martínez, de la sociedad Val de Lemos. La sobrepesca, a su juicio, ya no puede cargar en solitario con las culpas de la alarmante caída de la población de salmónidos.

«Casi no ves gente en los ríos y el que tiene dos piezas te las enseña como si fuese una gran jornada. El Mao, en tiempos, estaba lleno de pescadores y había truchas igual. Ahora que no va nadie, miras cómo va el río y de dan ganas de llorar», se queja este aficionado.

El problema de la medida

La luz de alarma lleva tiempo encendida entre las sociedades de pesca, pero esta temporada parece haber más motivos para inquietarse. Con respecto a otros años, en los primeros días se percibió una drástica reducción de las picadas de ejemplares de pequeño tamaño. Si los alevines no dan señales de vida, apuntan los pescadores, es que las pocas truchas que quedan no crían. Sobre la ausencia de alevines, hay varias hipótesis. Los expertos, por un lado, cuestionan ahora la efectividad de la devolución de las piezas de menor tamaño. «Se están cogiendo las madres, las truchas que se sueltan van a tardar mucho tiempo en ser reproductoras. Pagamos los excesos de cuando había pesca y se cogían quince o veinte», apunta un técnico.

Pero hay otra interpretación posible que nada tiene que ver con la actividad de los pescadores. Aunque hasta la fecha no se hizo público estudio alguno, parece ser que las investigaciones realizadas por los biólogos de la Xunta llegaron a algunas conclusiones. Una de las causas de la drástica reducción de las poblaciones de salmónidos serían los cambios en el ph de las aguas, motivados por la contaminación y los arrastres que generan los incendios forestales.

Demasiados vertidos

Esas modificaciones en la composición del agua no suelen ser suficientes para causar una mortandad directa de las truchas, pero impiden el nacimiento de nuevos alevines. «Hay ríos muy tocados por todo tipo de agentes contaminantes. Están los purines, los vertidos de industrias sin depurar, los saneamientos que no funcionan... Ya no es solo que escaseen las truchas de medida, es que se ve muy poco alevín», opina Manuel Rodríguez Meira, de la sociedad de pescadores que gestiona el coto del Lor a su paso por A Labrada.

Crías que no llegan a nacer

Los niveles bajos de ph y el aumento de las concentraciones de aluminio producen tensiones crónicas en los salmónidos que rebajan sus poblaciones. Aunque no causen la muerte directa de los peces, impiden que las huevas alcancen el punto de madurez en que nacen las crías.

Eficacia en entredicho

Las repoblaciones no solo no son la solución al problema de la escasez de truchas, sino que pueden tener consecuencias muy graves para el ecosistema. La contaminación genética termina por reducir las poblaciones naturales.

Devolver las piezas mayores

Los expertos comienzan a cuestionar la eficacia de la devolución de las capturas de truchas de menor tamaño. Las piezas grandes, que son las reproductoras, son las que deberían volver al agua. Esta temporada se ven menos truchas pequeñas que en otras campañas. No se publicaron estudios,pero parece que los biólogos dieron con el problema.

 

FUENTE: La Voz de Galicia


820 Visitas
Compartir en Whatsapp

No hay comentarios

Escribe un comentario



Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Tuslances.com. Este blog se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.

Este espacio tiene unos criterios de moderación independientes a Tuslances.com y a sus foros públicos, serán los editores de este espacio los responsables de las acciones de control de los comentarios de este canal y será a ellos a los que habrá que realizar las reclamaciones que sean oportunas.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x