Tuslances.com - Caza y Pesca

Tu espacio de Caza y Pesca en internet


Volver Volver al índice

La reproducción de la perdiz roja: amenazas y desafíos para su gestión

La reproducción de la perdiz roja: amenazas y desafíos para su gestión

Enviado por Tuslances.com el 03-06-2015

El mes de junio es en el que se producen las eclosiones de perdiz roja en la península ibérica con la vulnerabilidad que esta circunstancia supone.
3409 Visitas
Compartir en Whatsapp

A pesar de las diferencias de latitud y altitud en las áreas de distribución de la perdiz roja, según han podido confirmar investigaciones realizadas en diferentes áreas de la Península Ibérica, el mes de junio es en el que se producen de forma mayoritariamente las eclosiones, con la vulnerabilidad que esta circunstancia supone.

La estrategia reproductora de la especie, seleccionada a lo largo de miles de años de evolución, ha conformado la forma de reproducción que conocemos en la actualidad, consiste en realizar la puesta en el suelo y por tanto accesible fácilmente a un número elevado de depredadores. Para compensar ese fácil acceso, la especie pone en cada nido un número elevado de huevos (hay referencias bibliográficas que citan casos con más de 20 huevos) para que los nidos que sean viables compensen a los perdidos. Además, los pollos tienen diferencias con respecto a los de otras aves. Nacen muy desarrollados, de forma que a los pocos minutos abandonan el nido acompañando a su progenitor, momento desde el que son capaces de alimentarse por sí solos. El que la especie haya llegado hasta nuestros días, justifica que se trate de una estrategia acertada y acompasada con los ciclos de la naturaleza.

Un ejemplar de perdiz con sus polluelos

Sin embargo en los últimos años algunos de los cambios en el medio suponen un importante riesgo para la especie. La transformación en regadío de muchas áreas, la disminución de los ciclos de muchos cultivos como consecuencia del desarrollo de nuevas variedades vegetales en las que se prima su carácter productor, sin olvidar el desarrollo de la maquinaria con la que se realizan algunas de las labores agrícolas, especialmente la recolección, suponen un cambio significativo en la forma y en los ciclos de producción con influencia en la reproducción de la especie. Con cada nueva generación de perdices, la especie trata de adaptarse a estos cambios, pero el proceso de ajuste es lento y la evolución de los medios de producción agraria es vertiginosa. La recolección de los cultivos antes de que se produzcan las eclosiones suponen una trampa fatal para muchos ejemplares que seleccionan este tipo de áreas para instalar sus nidos.

Por otro lado los predadores, especialmente zorros y córvidos sin olvidar a algunas especies de roedores y hasta de reptiles suponen un importante riesgo para la reproducción de la perdiz. La accesibilidad que estas especies tienen tanto a huevos como a pollos de pocos días junto con unas abundancias de las mismas, en muchos casos, por encima de lo aconsejable merced a la dificultad que supone su control, poco regulado, se tornan en otro importante factor limitante.

Pero las amenazas no solo vienen del desarrollo del sector agrario o de lo depredadores. La rarefacción genética ocasionada por la cría y suelta indiscriminada de ejemplares de granja sin ningún tipo de control durante décadas ha supuesto la puntilla para la especie en muchos lugares.

Gestión sostenible

Sin embargo la gestión sostenible de la especie es posible. Estrategias como crear áreas para la reproducción de la especie, dejar una franja en las márgenes las parcelas junto, extremar las precauciones a la hora de realizar las labores agrícolas, dejando áreas sin recolectar en aquellos lugares que se detecten nidos, dotar a la maquinaria de dispositivos ahuyentadores para la fauna, limitar el pastoreo, eliminar la suelta de ejemplares de granja como medida de gestión o el control de predadores se convierten en las actividades prioritarias que el gestor tiene que realizar si quiere garantizar el éxito reproductor de la perdiz.

Especialmente en años como el actual, en el que partimos de una delicada situación, por la escasa abundancia reproductora de perdiz roja que quedó, estas labores cobran una mayor importancia. Hay que tener en cuenta que cada ejemplar que salvemos, cada nido que eclosione supondrá la aparición de una nueva generación, que volverá a luchar por el mantenimiento de la especie.

 

FUENTE: HERALDO.ES


3409 Visitas
Compartir en Whatsapp

Escribe un comentario



Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Tuslances.com. Este blog se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.

Este espacio tiene unos criterios de moderación independientes a Tuslances.com y a sus foros públicos, serán los editores de este espacio los responsables de las acciones de control de los comentarios de este canal y será a ellos a los que habrá que realizar las reclamaciones que sean oportunas.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x