Tuslances.com - Caza y Pesca


Volver Volver al índice

Preparando la temporada

Preparando la temporada

Enviado por Jesús Carrasco el 24-09-2013

Después de unos meses sin escribir, inmerso en nuevos proyectos, volvemos al candelero con esta nueva entrada, para mostrar la utilidad e importancia de los censos de caza. Una vez terminado el verano y la cría, podemos aprender mucho del campo, planificar las jornadas de cacería y observar en qué estado se encuentran las perdices de nuestro acotado.
891 Visitas
Compartir en Whatsapp

El mes de octubre esta próximo, los nervios se van templando, nuestros perros de caza notan que se acerca la fecha de volver al campo tras la pati rojas y el que menos ya tiene limpia y engrasada la escopeta a punto para disfrutar de jornadas de caza de perdices.

Muchos de nosotros se han pasado el verano entero saliendo tardes y mañanas al campo para observar el crecimiento y devenir de los pollos nacidos este año, dedicándoles mimos y esfuerzos para ayudarles a salir adelante a base de bebederos, puntos de alimentación, controlando depredadores y observando la misma pollada día tras día.

Perdiz

Aunque habrá de todo en cada acotado, este año en general la temporada se presenta con buenas expectativas y es ahora en este tiempo, cuando hay que redoblar esfuerzos en el campo y planificar los días de caza y ojeos.

A diferencia de los meses de verano cuando nuestras medidas de gestión se deben basar en lograr la supervivencia del  mayor número de pollos, ahora se deben de centrar en ver los resultados de este esfuerzo, por lo que para un buen gestor que se precie llega la época de los censos.

¿¿Por qué censar ahora?? Principalmente por dos razones. La primera porque los pollos nacidos este año, ya están en fase adulta y prácticamente con la totalidad de sus plumas mudadas, por los que estos son los que vamos a tener disponibles para la temporada de caza. Segundo, porque los núcleos familiares se encuentran ya constituidos y con los territorios formados, por lo que vamos a ver el tamaño de las polladas y tras reiteradas observaciones del mismo grupo, intuir su territorio. Y tercero, porque debido al aumento de trabajadores en el campo, en especial en zonas de vendimia, la bajada de temperaturas, la cantidad de rastrojos y barbechos hacen que las horas de actividad de la perdiz roja aumenten y la facilidad para ser observadas también.

La metodología para realizar un censo de perdiz es muy sencilla, se suele utilizar el llamado método de censo de avifauna australiano, el cual consiste en realizar durante varios días consecutivos un mismo itinerario repetido mañana y tarde, con paradas de observación cada cierta distancia.

Es decir, en primer lugar diseñaremos un recorrido en coche o a pie que mediante el cual pueda observar todo el terreno de mi acotado o finca con la ayuda de mis prismáticos. Este recorrido se hará a baja velocidad si es en coche o tranquilamente andando, parando a una distancia máxima de 500 mt. y mínima de 50,100 o 200 mt. segun la frondosidad de la vegetación. Es decir que nos encontramos en zona llana y de rastrojos y barbechos, pararé cada 500 mt porque la visibilidad es del 100 %, si estoy dentro de monte bajo, pararé cada 50 mt. porque la visibilidad es muy baja.

En estas paradas echaremos un vistazo rápido del terreno con la ayuda de los prismáticos, porque a pesar que las perdices son fáciles de ver y creemos que desde el coche en marcha vemos todo, nos podemos sorprender mucho de lo que se consigue con 5 min de silencio y concentración en el campo observando detenidamente las parcelas con los prismáticos en la cara.

Durante el tiempo que duren los censos iremos anotando en nuestro cuaderno de notas, o mejor sobre un plano del terreno o fotografía del google earth de la finca, la parcela donde vemos el grupo de perdices, hora, fecha y composición del grupo. De esta forma durante los días que duren los censos y las observaciones que hagamos de un mismo grupo, podemos conseguir información sobre sus hábitos, lugares donde se encuentran en las distintas horas del día, intuir su territorio y planificar un ojeo o como cazarlos con el perro.

Trasladándolo a lo general, con la realización de estos censos, sacas un valor aproximado de la densidad o abundancia de perdices en tu finca o acotado, de esta forma podrás planificar la presión que quieres ejercer ese año en días de caza. Te informarás de las zonas que tienes con más perdiz y cuales menos, para dirigir tu presión de caza a una zona u otra. Planificarás la disposición de los ojeos o itinerarios de los cazadores en mano, según los territorios formados y el terreno donde se encuentran. Además de recoger mucha información secundaria de especies de caza.

En septiembre no es sólo importante preparar el físico, la escopeta y los perros, sino como podéis ver del campo se saca mucha información para mejorar los acotados y disfrutar más de la caza.

Jesús Carrasco.

Director Técnico de Viphunterspain.


891 Visitas
Compartir en Whatsapp

No hay comentarios

Escribe un comentario

Captcha Recargar imagen


Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Tuslances.com. Este blog se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.

Este espacio tiene unos criterios de moderación independientes a Tuslances.com y a sus foros públicos, serán los editores de este espacio los responsables de las acciones de control de los comentarios de este canal y será a ellos a los que habrá que realizar las reclamaciones que sean oportunas.