Tuslances.com - Caza y Pesca


Volver Volver al índice

¿Por qué la Perdiz Roja tiene esos colores?

¿Por qué la Perdiz Roja tiene esos colores?

Enviado por Jesús Carrasco el 31-05-2013

La perdiz roja presenta unas características biológicas y morfológicas muy características. Dentro de ellas, destaca la variedad de colores que presenta su plumaje, pico, patas y anillo periocular. Estudios realizados empiezan a sugerir la importancia de la coloración de la perdiz roja en la obtención de pareja y como señalizadores de su estatus social. Estos ornamentos podrían ser usados por la hembra para estimar la calidad de su macho y seleccionarlo a la hora de emparejarse.
2742 Visitas
Compartir en Whatsapp

La perdiz roja presenta unas características biológicas y morfológicas muy características. Dentro de ellas, destaca la variedad de colores que presenta su plumaje, pico, patas y anillo periocular. Estudios realizados empiezan a sugerir la importancia de la coloración de la perdiz roja en la obtención de pareja y como señalizadores de su estatus social. Estos ornamentos podrían ser usados por la hembra para estimar la calidad de su macho y seleccionarlo a la hora de emparejarse.

En el plumaje de las perdices rojas destacan principalmente una llamativa coloración roja en anillo periocular, pico y patas, el bandeado negro y ocre de las plumas del costado, el babero negro del cuello y el babero blanco de la garganta, visible a distancia. Las partes rojas lo producen pigmentos carotenoides. El color negro y marrón del plumaje está producido por melaninas. Finalmente, el babero blanco no contiene pigmentos.

Los carotenoides se obtienen a través de la alimentación (de las plantas o depredando sobre insectos vegetarianos). Una vez ingeridos, los sintetiza y los usa o para aumentar la intensidad del color rojo (pico, patas y anillo periocular), mejorar su condición inmune o disminuir el envejecimiento muscular. Además, actúan como chivatos de la condición física del individuo, debido a que pueden palidecer muy rápidamente (en días e incluso horas) por el hambre o la enfermedad.

 Al tratarse de moléculas escasas (solo obtenidas por la dieta), durante la reproducción, a las aves se les plantea una disyuntiva entre invertir el caroteno en señalizar calidad o en mantener el organismo sano. De ese modo las señales producidas por carotenoides solo las expresarían convenientemente los animales de buena calidad, capaces de hacer frente a ambas funciones (señalización y mantenimiento de la salud) sin comprometer su vida.

Las melaninas son las responsables de los colores negros, marrones, siendo sintetizado a partir de diferentes aminoácidos. Estos pigmentos son sintetizados por unas células especializadas y se depositan en las plumas durante su crecimiento. La producción de melanina requiere niveles bajos de cierto antioxidante. Es decir, las aves con plumajes oscuros muy extensos o intensos deben ser capaces de contrarrestar el déficit de ese antioxidante, lo cual solo lo podrían hacer los individuos de buena calidad.

Por último, el babero blanco podría tratarse de una tipo de señal conocido como acromático. Dicha señal no sería costosa por su producción, el coste asociado podría ser el mismo mantenimiento de la señal. Las aves con baberos blancos podrían ser objeto de mayor depredación o sufrir más agresiones por parte de sus congéneres. Solo las aves de alta calidad (atentas y/o más agresiva) podrían portar el carácter.

Los resultados obtenidos aplicando radioseguimiento a las perdices capturadas y  marcadas, a las que previamente se había tomado medida de la intensidad de sus colores en su captura y recaptura, nos mostraron  las siguientes conclusiones.

Las aves emparejadas fueron aves más rojas, es decir, mostraron mayor intensidad de rojo en sus picos (mayor nivel de carotenos). En cautividad sabemos que el color rojo del pico aumenta en intensidad en los meses de marzo y abril y podríamos sugerir que el color rojo es usado no tanto para la obtención del territorio como durante la selección de pareja.

Según la condición física o estado sanitario, que presente el individuo en ese momento, el ave destinará los carotenos en aumentar su ornamentación o mejorar su estado sanitario. Así pues la intensidad de color rojo presente en el pico, podría actuar como una señal fiable e indicativa de calidad individual. El ave que escoge mediante este carácter obtendría el beneficio de conseguir una pareja sana.

En cuanto a los caracteres producidos por melaninas, las aves de ambos sexos emparejadas muestran baberos negros más grandes que las no emparejadas. En la perdiz roja, el momento de desarrollo de las plumas ocurre entre agosto y noviembre, época en la que mudan su plumaje, una vez formadas las plumas no cambiarían de coloración tan fácilmente. Por ello, si este carácter es usado como señal podría actuar tanto durante el invierno en los bandos, como en primavera durante la reproducción. Esto sugiere que actúa como señal indicadora de calidad individual, por lo que puede actuar como indicativo de jerarquía dentro de los bandos o como selección de futura pareja dentro de los bandos.

Por su parte, los resultados obtenidos analizando el área blanca de la garganta, muestran que los machos emparejados tienen un área mayor. Además, machos con baberos blancos grandes, se emparejan con hembras con baberos blancos más grandes.

Durante la época reproductora los machos se exhiben en puntos elevados para atraer a las hembras y defender sus territorios, producen un canto característico mediante el cual adoptan una postura erguida con el cuello hacia delante y las plumas del babero ahuecadas, registrándose mayor actividad al amanecer y atardecer. Durante estas horas, el color blanco resalta en el entorno, lo que conlleva que aquellos individuos que presenten mayores áreas acromáticas sean más fáciles de detectarse entre si e inter-relacionarse.

Estos colores acromáticos, no suponen ningún coste de recursos para su construcción por lo que no se pueden considerar directamente como indicadores de calidad de un individuo, pero indirectamente nos sugieren que individuos conspicuos que utilizan esta coloración para hacerse visibles, asumen el riesgo de ser depredados o bien castigados por sus congéneres si no son de suficiente calidad. Consecuentemente, sólo aquellos que estén en buenas condiciones serán capaces de asumir este riesgo para reproducirse, por lo que es lógico intuir una selección preferente de las hembras hacía individuos con baberos blancos, más desarrollados.

En próximas entradas, veremos cómo aplicar estos conocimientos a la gestión de la perdiz y cómo pueden intervenir las perdices de suelta que sobreviven, en el emparejamiento y reproducción de la perdiz roja.

Estudio realizado bajo la supervisión de los doctores Fabián Casas y Carlos Alonso.


2742 Visitas
Compartir en Whatsapp

No hay comentarios

Escribe un comentario

Captcha Recargar imagen


Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Tuslances.com. Este blog se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.

Este espacio tiene unos criterios de moderación independientes a Tuslances.com y a sus foros públicos, serán los editores de este espacio los responsables de las acciones de control de los comentarios de este canal y será a ellos a los que habrá que realizar las reclamaciones que sean oportunas.